viernes, 11 de febrero de 2011

Leyendo Libros que Algo queda: Solo El Mar.


Conoci a Celso Medina cuando este servidor estudiaba en el seminario Diocesano de Cumana. Lo via una vez en la casa de la Cultura de Cumana en una exposicion de Poesias junto a otros poetas que discertaban sobre muchas muchas tematicas poeticas. habia gente de Araya, gente de Cumanacoa, gente de muchos pueblos de Sucre, pero tambien hubo un sacerdote que habia hecho una gran exposicion sobre El Cantar de los Cantares de la sagrada Escritura. Celso Medina desde muy joven se ha consuastanciado con Su Mar. La poesia gira en torno al agua, al espacio, a la Eucaristia, hacia las aves, el sol, los recuerdos familiares. Todo un ambiente que casi existencial. Ya que ha estudiado en la Universidad de Salamanca es evidente que tiene un repertorio muy elevado en la filologia Latinoamericana. Ha hecho grandes trabajos y reflexiones sobre muchos autores de contenido poetico. es un veterano en este campo. Sus grandes reflexiones nos llevan por caminos de elevado talento. Es un ser dedicado a su dones que dios y la naturaleza le ha regalado. Por eso, oppino que este libro que he leido manifietsa todo un sentir profundo de eso que envuelve su propia conciencia ante la eventualida de su propia vida y el reflejo de un hombre que es capz de hilvanar todo contenido y hacer de esto una elocuencia con una regidez abstracta pero inteligible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada