viernes, 9 de diciembre de 2011

Reflexion del Evangelio de Hoy por Padre Matute

† Lectura del santo Evangelio

según san Mateo (11, 16-19)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús dijo:

“¿Con qué podré comparar a esta gente? Es semejante a los niños que se sientan en las plazas y se vuelven a sus compañeros para gritarles: ‘Tocamos la flauta y no han bailado; cantamos canciones tristes y no han llorado’.

Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dijeron:

‘Tiene un demonio’.

Viene el Hijo del hombre, y dicen: ‘Ese es un glotón y un borracho, amigo

de publicanos y gente de mal vivir’. Pero la sabiduría de Dios se justifica a sí misma por sus obras”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

De repente la gente a veces no entiende los procederes de los demás, y cuando no entiende, uno puede decir, quien entiende a la gente. Si eres místico como Juan te critica, si eres liberal como Jesus, lo critican y liberal en el sentido justo y no con tapices mentales. Para algunos Jesus era un glotón y borracho porque participaba con la gente, estaba allí con la gente , comía con la gente y se tomaba un vinito con la gente, porque en aquel tiempo no había ni cerveza, ni whisky. esto daba para muchos comentarios, sin embargo, la sabiduría de Dios se justifica por las obras. Por su frutos lo conoceran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada