lunes, 14 de noviembre de 2011

Reflexion del Evangelio de Hoy por Padre Matute


Lectura del santo Evangelio


según san Lucas (18, 35-43)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, cuando Jesús se acercaba a Jericó, un ciego estaba sentado a un lado del camino, pidiendo limosna. Al oír que pasaba gente, preguntó qué era aquello, y le explicaron que era Jesús el nazareno,que iba de camino. Entonces él comenzó a gritar: “¡Jesús, hijo de David, ten compasión de !” Los que iban adelante lo regañaban para que se callara, pero él se puso a gritar más fuerte:

“¡Hijo de David, ten compassion de !”

Entonces Jesús se detuvo y mandó que se lo trajeran. Cuando estuvo cerca, le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?”

El le contestó:

Señor, que vea”.

Jesús le dijo:

Recobra la vista; tu fe te ha curado”.

Enseguida el ciego recobró la vista y lo siguió, bendiciendo a Dios. Y todo el pueblo, al ver esto, alababa a Dios.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.


Aquel ciego gritaba y gritaba mas fuerte la presencia y la solidaridad de Jesus hacia. Hijo de David ten compasion de mi. Son las actitudes que a ejemplo de jesus cada uno de nostros debe parcticar cotidianamente. Alli se marca una pauta como lo que debes ser ante Jesus, Aunque Jesus sugiere la fe. Sin fe no puede haber nada. He alli porque debemos tener compasion de la gente necesitada. El ciego fue muy claro necesito ver, y Jesus le brindo esa posibilidad de ver fissiocamente, pero ver espiritualemnte, tal era tambien un ciego espiritual o un ciego moral , podoa carecer de estos tres topicos y Jesus lo sano en esa triple dimension,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada