lunes, 24 de octubre de 2011

Reflexion del Evangelio de Hoy por Padre Matute




Evangelio

Lectura del santo Evangelio

según san Lucas (13, 10-17)

Gloria a ti, Señor.

Un sábado, estaba Jesús enseñando en una sinagoga. Había ahí una mujer que llevaba dieciocho años enferma por causa de un espíritu malo. Estaba encorvada y no podía enderezarse. Al verla, Jesús la llamó y ledijo: “Mujer, quedas libre de tu enfermedad”.

Le impuso las manos y, al instante, la mujer se enderezó y empezó a alabar a Dios. Pero el jefe de la sinagoga, indignado de que Jesús hubiera hecho una curación en sábado, le dijo a la gente: “Hay seis días de lasemana en que se puede trabajar; vengan, pues, durante esos días a que los curen y no el

sábado”.

Entonces el Señor dijo:

“¡Hipócritas! ¿Acaso no desata cada uno de ustedes su buey o su burro del pesebre para llevarlo a abrevar, aunque sea sábado? Y a esta hija de Abraham, a la que Satanás tuvo atada durante dieciocho años, ¿no era bueno desatarla de esa atadura, aun en día de sábado?”

Cuando Jesús dijo esto, sus enemigos quedaron en vergüenza; en cambio, la gente se alegraba de todas las maravillas que él hacía.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Para Jesús no hay días especiales para hacer el bien, todos los dias se puede hacer el bien. Por eso, Jesús a pesar de la ley de los judios de que no se podia hacer el bien el sabado les reprocha duramente, cuando la gente no tiene un apice, de lo que es el dolor humano. De aquella mujer que tenia 18 años enferma. De aquella mujer que estaba agotada por el peso de esta gran desilucion, porque la unica alternativa que habia encontrado era a Jesús quien la iba a sacar de este atropello somatico. Por eso Jesús se impone por encima de la ley cuando en el fondo era una ley manipulada. Primero esta el ser humano, el dolor humano, la enfermedad del ser humano y eso necesita una repuesta de parte de Dios, y Dios le hizo el milagro a esta persona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada