sábado, 14 de enero de 2012

Reflexion del Evangelio de Hoy por Padre Matute

† Lectura del santo Evangelio

según san Marcos (2, 13-17)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a caminar por la orilla del lago; toda la muchedumbre lo seguía y él les hablaba. Al pasar, vio a Leví (Mateo), el hijo de Alfeo, sentado en el banco de los impuestos,y le dijo: “Sígueme”.El se levantó y lo siguió.

Mientras Jesús estaba a la mesa en casa de Leví, muchos publicanos y pecadores se sentaron a la mesa junto con Jesús y sus discípulos, porque eran muchos los que lo seguían. Entonces unos escribas de la secta de los fariseos, viéndolo comer con los pecadores y publicanos, preguntaron a sus discípulos: “¿Por qué su maestro come y bebe en compañía de publicanos y pecadores?”

Habiendo oído esto, Jesús les dijo: “No son los sanos los que tienen necesidad del médico, sino los enfermos.Yo no he venido para llamar a los justos, sino a los pecadores”.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Para quien vino Jesus, y por que vino Jesus a este planeta tierra. Vino por el rescate de los pecadores, vino a instaurar en Reino de Dios, vino para dar vida eterna, vino por la salvación de cada uno de nosotros, a eso vino Jesus. Por eso en esta lectura vemos que Jesus es criticado por Fariseos, escribas, sacerdote y autoridades de Israel. Sin embargo, Jesus no hecha marcha atrás, siempre adelante con su doctrina, con su enseñanza. Tiene un espacio para cada uno de nosotros, hay muchas estancias en el. hay inclusion de parte de El, El no nos aparata de su camino quiere que cada dia estemos mas seguro de su camino. Por eso los sanos no necesitan de medico sino los enfermos, cada uno de nosotros puede estar enfermo espiritualmente o moralmente o efectivamente, pero alli esta Jesus atento a nuestras calamidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada