viernes, 20 de enero de 2012

Reflexion del Evangelio de Hoy por Padre Matute

† Lectura del santo Evangelio

según san Marcos (3, 13-19)

Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús subió al monte, llamó a los que él quiso, y ellos lo siguieron. Constituyó a doce para que se quedaran con él, para mandarlos a predicar y para que tuvieran el poder de expulsar a los demonios.

Constituyó entonces a los Doce: a Simón, al cual le impuso el nombre de Pedro; después, a Santiago y a Juan, hijos de Zebedeo, a quienes dio el nombre de Boanergues, es decir “hijos del trueno”; a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo, Tadeo, Simón el Cananeo y a Judas Iscariote, que después lo traicionó.

Palabra del Señor.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Jesus nombra doce hombre para que le acompañen en su mision Evangelizadora. A ellos les da un poder, no una Biblia, sino un poder, para liberar a los espiritu inmundos, malignos, para llevar el mensaje de salvación. Todos fueron hombre sencillos, Jesus no escogió doctores, ni científicos para tal cometido. Hombres pescadores, hombres de trabajo cotidiano, hombre de la ganadería y de la agricultura, hombre con lenguaje sencillo para poderle llegar al pueblo. Y estos muchos permanecieron firmes, , cuatro tuvieron sus debilidades como Pedro, Tomas, Felipe y Judas. Por eso en la Viña del el señor hay de todo. Alguna gente a veces quiere una perfección en la Iglesia, sin embargo la Iglesia camina con los bueyes que haya, así sean con defectos o virtudes, porque la Iglesia tiene un gran motor que es su cerebro, El espiritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada